Los maestros son el pegamento que mantiene unidas a muchas familias durante la pandemia de coronavirus